El secreto de una buena salud está en la “alimentación en verde”

ImagenMovil

En Primaflor, nos unimos a la celebración del Día Mundial de la Salud recordando la importancia de una “alimentación en verde” equilibrada, basada en verduras y hortalizas, para la prevención de enfermedades importantes y el mantenimiento de una vida saludable.

Una buena alimentación consiste en ingerir alimentos variados que brinden al cuerpo los nutrientes que necesita para mantenerse sano. Y la base de una alimentación saludable está en el consumo diario de verduras y hortalizas, ya que contienen nutrientes esenciales para el organismo.

Un informe de la OMS y la FAO publicado recientemente, recomienda la ingesta de un mínimo de 2 raciones de verduras u hortalizas y 3 piezas de fruta diarios para prevenir enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad, así como para prevenir y mitigar varias carencias de micronutrientes.

“Desde Primaflor, trabajamos día a día para sensibilizar a la sociedad sobre la importancia que tiene para salud el consumo diario de frutas y hortalizas”, comenta Cecilio Peregrín, Director Corporativo de Primaflor. “Por ello, nos queremos sumar al Día Mundial de la Salud reivindicando las propiedades beneficiosas de estos alimentos e incidir en la necesidad de cambiar los patrones nutricionales hacia una “alimentación en verde”.

Cada año se conmemora el Día Mundial de la Salud escogiendo un tema basado en las necesidades y sugerencias que realizan los estados miembros. “Construyendo un mundo más justo y saludable”, es el lema elegido para 2021.

Objetivo: 5 al día

Lo importante para cumplir el objetivo marcado por  la OMS es organizar las ingestas a lo largo del día, de manera que se adapten mejor a los horarios y estilo de vida de cada persona. Para tomar las raciones de vegetales diarias recomendadas, la mejor opción es incluir una ración de verduras u hortalizas en la comida y otra en la cena. Además, lo ideal es consumir diariamente este tipo de alimentos, en crudo (ensaladas) o cocinadas (plancha, horno, vapor…), evitando los fritos, donde se pierden más nutrientes y se pueden crear compuestos tóxicos.

Para que una dieta sana no sea aburrida, hay muchas posibilidades de escoger alimentos y formas de cocinar que nos garantizan una alimentación sana y agradable. Tallarines al pesto de espinacas con pak choi, pavo, cebolletas y cherrys ; croquetas de espinacas y gambas y ensalada de cogollos rellenos de tartar de salmón y aguacates con salsa de yogurt  son algunas de las propuestas de Primaflor para consumir verduras y hortalizas de forma original y divertida.

También se puede tomar vegetales fuera de las comidas, como por ejemplo en forma de verdura troceada con humus para “dipear”, que aporta nutrientes y energía por su contenido en hidratos de calidad, y patés vegetales, que se pueden  preparar de múltiples formas para dar diferentes sabores. Hummus con boniato y tomate cherry es la opción de Primaflor para comer verdura de manera diferente y saludable.

Además de seguir una alimentación equilibrada basada en la dieta mediterránea, la base de una buena salud también requiere una rutina de ejercicio físico adaptado a las necesidades  y capacidades de cada persona. La actividad física ayuda a quemar el exceso de calorías ingeridas y a tonificar los músculos y huesos. Su práctica reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón, nos mantiene en forma y aleja el estrés.

Otras noticias